Amortiguadores: por qué y cuándo cambiarlos

Revisa los amortiguadores de tu vehículo. En cuanto notes algo raro en ellos, acude al taller para que comprueben su estado. Recuerda que los amortiguadores son una pieza esencial del coche ya que garantizan la seguridad del mismo. Las consecuencias de conducir con los amortiguadores en mal estado son: desgaste del freno (se necesitará mayor distancia para frenar), dirección del coche más dura y desgaste de los neumáticos.

Más allá de garantizar una conducción segura, los amortiguadores cumplen unas funciones esenciales. Soportan la carga del vehículo, absorben las irregularidades del terrero, ofrecen un grado de confort a los ocupantes, se encargan del control de la dirección del vehículo (esencial para coger bien las curvas), ofrecen una buena adherencia (proporcionan estabilidad y buena frenada) y, por último, ofrecen la altura correcta del vehículo. De hecho, si notas el coche más bajo de lo normal, es una señal de que debes cambiar los amortiguadores.

Desde Querecambios.com te recordamos que es importante revisar y mantener en buen estado los amortiguadores del coche. Al encargarse del sistema de suspensión del automóvil, nos ayudará a conducir de una forma más segura y cómoda. El problema es que los amortiguadores se suelen resentir con los continuos golpes. Hay que tener cuidado a la hora de pasar por los badenes y resaltos.

También se debe evitar golpear las ruedas con el bordillo a la hora de aparcar, así como dejar alguna rueda sobre la acera (hay que evitar la diferencia de nivel). Por último, si quieres mantener en buen estado los amortiguadores de tu coche, recuerda no cargarlo con demasiado peso.

recambio amortiguadores kits

Cuándo cambiar los amortiguadores

Los amortiguadores están formados por un cilindro donde hay un resorte que sirve como recipiente de aceite. De esta forma, el aceite se comprime en el cilindro con un pistón el cual está en constante movimiento (de arriba abajo) durante el viaje. Este movimiento tiene por objetivo absorber los golpes.

Existen diferentes tipos de amortiguadores. Todos cumplen la misma función, aunque podrás encontrarlos más flexibles (ofrecen más comodidad) o más rígidos (indicados para absorber desniveles).

Es importante comprobar su estado cada 20.000 km. Además, su desgaste no será igual si se conduce por zonas urbanas o por montaña. Asimismo, asegúrate que no existan fugas de aceite. Si es así, deberás sustituirlos por unos nuevos amortiguadores. Otra recomendación es cambiarlos cada cinco años o a los 60.000 km. También podrás llevar al taller tu vehículo para que revisen el estado de los amortiguadores, sobre todo hazlo si notas que pierdes el control de tu coche en las curvas, si se hunde al frenar, si el volante vibra o si los neumáticos se desgastan de forma irregular, entre otras señales.

Si tienes que cambiar los neumáticos de tu vehículo, en nuestra tienda de recambios online encontrarás las mejores opciones. Consúltanos y te ayudaremos a elegir los más adecuados para tu coche.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *