Revisión del coche antes de viajar

Comienza la operación salida de vacaciones. Muchos aprovecharán este fin de semana para poner rumbo a su destino vacacional. Unos optarán por el avión, otros por el tren y por supuesto, también están los que sufrirán los atascos en coche hasta llegar a su destino. En QueRecambios queremos centrarnos en esas personas que van a elegir su vehículo particular para viajar este verano.

Como sabrás, antes de emprender el viaje, es fundamental hacer una revisión al coche para evitar cualquier problema durante el desplazamiento. Se trata de una medida de seguridad y de prevención. Pero ¿sabes qué debes revisar antes de irte de vacaciones? A continuación, te explicamos los puntos del coche que debes comprobar.

Puesta a punto del vehículo en verano

Sistema de aire acondicionado

En verano es esencial que funcione el aire acondicionado. Hará tus trayectos más agradables. Viajarás más fresquito, sin ese calor que puede afectar a tu conducción. Comprueba que el aire acondicionado del coche enfría bien. En caso que tarde mucho en enfriar, es posible que debas cambiar el filtro o que tengas que hacer una carga de gas refrigerante.

Neumáticos

Es muy importante revisar los neumáticos de forma periódica, en especial cuando vamos a realizar un viaje largo. Hay que comprobar tanto la presión como el desgaste. Los neumáticos desgastados no garantizan un buen agarre. Esto supone, entre otras cosas, que necesitarás más margen de frenado. Del mismo modo, comprueba que no tenga cortes, abolladuras, perforaciones o un desgaste irregular. No salgas de viaje sin comprobar los neumáticos.

También es importante revisar que tenga la presión recomendada por el fabricante. Si circulas con una presión incorrecta, se producirá un mayor desgaste de los neumáticos. Además, se corre el riesgo de reventón.

Los neumáticos deben estar en perfecto estado para evitar problemas o sustos en la carretera.

Nivel de aceite

Revisa la cantidad y la calidad del aceite. El nivel es fácil de revisar. En la varilla vienen dos rayas o puntos donde se indica cual es el nivel máximo y el mínimo. Recuerda hacer la medición con el motor frío. De lo contrario, la medición no será correcta, te saldrá demasiado aceite.

Frenos

El sistema de frenado debe estar en buenas condiciones. Es la diferencia entre frenar a tiempo o necesitar más distancia para frenar. En caso de atasco, si los frenos no funcionan bien, podrás provocar un accidente. Es importante revisar las pastillas de freno y el líquido de los frenos. También comprueba los amortiguadores de suspensión.

revisión coche pre vacaciones

Líquido refrigerante

Se trata de otro elemento que debemos comprobar antes de salir de vacaciones. El motor del coche debe estar bien refrigerado para evitar un sobrecalentamiento y, por tanto, una avería de motor. Hay que revisar el estado del radiador y de los manguitos, así como el líquido refrigerante. En este caso, comprueba tanto el nivel como que no existen fugas.

Limpiaparabrisas

Es esencial que el vehículo cuente con líquido limpiaparabrisas. Esto se debe porque si en un momento determinado necesitas limpiar el parabrisas, tan solo tendrás que accionar el liquido y se limpiarán sin problemas. En caso de no tener, no podrás limpiarlo, por lo que tendrás dificultad para ver en la carretera, lo que pondrá en riesgo tu seguridad y la del resto de conductores. Un claro ejemplo, para retirar los mosquitos o el polvo que se queda en verano en el parabrisas.

Al mismo tiempo que compruebas este líquido, échale un vistazo al estado de las escobillas. Normalmente se recomienda cambiarlas a final de verano ya que se resecan con el calor. Sin embargo, si las tienes muy estropeadas, cámbialas. Nunca se sabe cuándo podrás necesitarlas.

Luces y bombillas

La visibilidad en carretera en importante para una conducción segura. Revisa que todas las luces del coche funcionan correctamente: luz de posición, de cruce, de carretera, de freno, intermitentes y las luces antiniebla. Comprueba que no están fundidas, que lucen bien y que están bien reguladas.

Asimismo, comprueba el estado de los faros. Si están opacos, quizá necesites hacer un pulido de faros. Quedarán como nuevos y verás mucho mejor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *